sábado, 2 de junio de 2012

HUESOS DEL PIE


HUESOS  DEL PÍE


El pie es una estructura anatómica que se encuentra en muchos vertebrados. Es la porción terminal de una extremidad que lleva el peso del cuerpo y permite la locomoción. En muchos animales con pies, éste es un órgano independiente en la parte terminal de la pierna, y en general está compuesto por uno o más segmentos o huesos, incluyendo las zarpas y pezuñas o las uñas.
PIE HUMANO
El ser humano usa sus pies para la locomoción bipeda, haciendo posible la posición vertical y la liberación de los miembros superiores. En su concepto, constituye una bisagra con el suelo, siendo crucial, pero como estructura inferior a menudo resulta infravalorado. Anatómicamente, el pie y la mano humana son variaciones de una misma estructura de cinco dígitos que es común a muchos otros vertebrados; es también una de las dos estructuras de huesos más complejas del cuerpo.
En un estudio antropométrico en 1997 en el Norte de América, con hombres adultos de raza caucásica y una edad media de 35,5 años, se encontró que la longitud del pie de los hombres era por término medio de 26,3 cm con una desviación estándar de 1,2 cm.
Anatomía del pie humano
El pie humano y el tobillo son una fuerte y compleja estructura mecánica que contiene más de 26 huesos, 33 articulaciones, y más de 100 músculos, ligamentos y tendones.
El pie se puede subdividir en tres partes generalmente: retropié, parte media y ante pié.
  • El retropié está compuesto por el astrágalo y el calcáneo o talón. Los dos huesos largos que componen la pierna, la tibia y el peroné, se conectan con la parte superior del astrágalo para formar el tobillo. Tiene función estabilizadora.
  • La parte media del pie está formada por cinco huesos irregulares: cuboides, escafoides, y tres huesos cuneiformes, los cuales constituyen los arcos del pie, que sirve como un amortiguador. La parte media del pie está conectada con el ante pié y el retropié mediante músculos y la fascia plantar. Función rítmica ya que los huesos que la forman actúan de forma sincrónica.
  • El ante pié se compone de los cinco metatarsianos que forman el metarso y las falanges del pie. Al igual que los dedos de la mano, el dedo gordo tiene dos falanges (proximal y distal), mientras que el resto de los dedos tienen tres falanges. Las articulaciones entre las falanges se llaman interfalángicas y las que existen entre el metatarso y las falanges se denominan metatarsos falángicos. Su función es dinámica.
PORCIÓN OSEA
La porción ósea de pie puede dividirse en tres partes: , con siete huesos siendo, de atrás a delante, el astrágalo, el escafoides y tres cuñas (primera o medial, segunda o intermedia y tercera o lateral)
  • Metatarso, con cinco huesos largos, que se disponen de dentro afuera con los nombres de primero, segundo, tercero, cuarto y quinto.
  • Falanges, con catorce huesos. Se conocen con los nombres de primera o proximal, segunda o media y tercera o distal o ungueal.
La parte superior o dorsal del pie se llama empeine y la inferior planta. El pie se mueve en relación a la pierna con el auxilio de músculos extensores y flexores. Los primeros, que constituyen la pantorrilla, se insertan en la extremidad posterior del calcáneo por medio del tendon de aquiles. Los segundos están situados delante de la pierna. Existen, además, músculos elevadores que hacen girar el pie hacia fuera o hacia dentro.
El pie humano está formado por 3 arcos que constituyen una bóveda, dos arcos longitudinales y un arco transversal que están mantenidos por las formas entrelazadas de los huesos del pie, los ligamentos y los músculos. La ligera movilidad de los arcos cuando el peso se aplica y se retira del pie hace que el caminar y el correr sean más económicos en términos de energía.
El arco interno es el más largo y alto mientras que el arco externo tiene una longitud y altura menor a las del arco interno. Por último, el arco anterior cuyos puntos de apoyo son la cabeza del primer y quinto metatarsiano. La excesiva tensión en los tendones y ligamentos de los pies puede dar lugar a arcos caídos o pies planos.2 3
Huesos
Huesos del pie
Los huesos que constituyen el pie se disponen en tres grupos principales:
1.-GRUPO PROXIMAL: formado por los huesos del tarso
Astrágalo
Es el único hueso del tarso que se articula con la pierna, quedando sujeto por la mortaja tibioperonea y articulándose caudalmente con el calcáneo y ventralmente con el escafoides. Consta de una cabeza o porción anterior que se articulará con el escafoides, un cuello o segmento intermedio y un cuerpo o porción posterior. El cuerpo es la parte más voluminosa, su cara superior es articular formando la porción media o principal de la tróclea o polea astragalina.

Calcáneo
Tiene una forma irregularmente paralelepípedo representando su mitad posterior el talón. En su cara superior distinguimos dos carillas articulares para el astrágalo. Entre ambas carillas existe un surco profundo denominado sulcus calcanei, que junto con sulcus tali forma un conducto o cueva ósea: el seno del tarso (sinus tarsi). La cara inferior es rugosa y presenta dos eminencias: las tuberosidades interna y externa del calcáneo. La cara externa presenta un pequeño tubérculo denominado tubérculo peroneo. En la cara interna podemos observar el canal calcáneo interno debajo del sustentaculum tali. La cara anterior es lisa y se articula con el cuboides. La cara posterior forma la parte prominente del talón.
Escafoides. Presenta una forma navicular. Su cara posterior o proximal ofrece una excavación articular para el astrágalo. Su cara anterior o distal presenta tres facetas triangulares para articularse con las cuñas. En la parte interna del hueso se aprecia un saliente denominado tubérculo del escafoides y en la parte externa una carilla plana para el cuboides. 
Cunias o huesos cuneiformes. Son tres: primera o medial, segunda o intermedia y tercera o lateral. Todas presentan una cara proximal triangular articulada con el escafoides y una cara distal también triangular articulada con los cuatro primeros metatarsianos.
Cuboides. Tiene forma irregularmente cuboidea. Su cara proximal es lisa y se articula con el calcáneo. Su cara distal presenta dos facetas articulares para el cuarto y quinto metatarsiano. En la cara medial presenta dos carillas, una anterior para la tercera cuña y otra posterior para el escafoides. El resto de sus caras (dorsal, plantar y lateral) son rugosas y no articulares. En la cara plantar destaca una cresta, la cresta del cuboides, que divide en dos partes su cara plantar constituyendo la parte anterior un canal denominado surco del peroneo lateral largo.
2- GRUPO INTERMEDIO. Formado por los metatarsianos.
Metatarsianos. Son pequeños huesos largos, que se disponen de dentro afuera con los nombres de primero, segundo, tercero, cuarto y quinto. No se encuentran en el mismo plano sino que forman un arco transversal, más elevado por dentro que por fuera. Cada uno de ellos consta de una base o extremo proximal, un cuerpo o diáfisis y una cabeza o extremidad distal. El quinto suele presentar un saliente posteroexterno a nivel de su base: La apófisis estiloides del quinto metatarsiano. La diafis es prismática triangular con base dorsal y arista plantar. El primer metatarsiano (el más grueso) se articula con la primera cuña, el segundo encaja entre las tres cuñas, el tercero sólo se articula con la tercera, el cuarto con la tercera y el cuboides y el quinto sólo con el cuboides. Además todos se articulan entre sí.
3- GRUPO DISTAL: formado por las falanges.
Falanges. Se conocen con los nombres de primera o proximal, segunda o medial y tercera o distal o unqueal. El dedo gordo o hallux sólo tiene dos falanges: la proximal y la distal o unqueal. Son muy rudimentarias, presentando una base o extremidad proximal, una diáfisis muy corta y una cabeza o extremidad distal. Las superficies articulares de sus extremidades son trócleas rudimentarias.
FISIOLOGÍA DEL HUMANO PIE
Función
El pie gestiona los contactos estáticos y dinámicos del cuerpo con el suelo. Por ello, distinguimos entre estos aspectos.
  • Función estática
    • Plasticidad. La necesidad de adaptación del pie al relieve del suelo para que pueda amoldarse a una superficie desigual o no horizontal
    • Firmeza. Es la calidad que debe conferir al pie su estabilización, una vez se pone el pie en el suelo y de forma suficiente, para mantener el apoyo anteriormente establecido.
  • Función dinámica
    • Recepción. Es la capacidad del pie para responder a la amortiguación del suelo cuando llega a apoyarse, más o menos rápido.
    • Propulsión. Es la restitución de la energía acumulada en el momento de la recepción o de una determinada aceleración en un impulso.
Biomecánica
Posición de referencia: aquella en la que la planta del pie es perpendicular al eje de la pierna. A partir de esta posición podemos describir los distintos movimientos del pie:
  • Flexión dorsal: movimiento de aproximación del dorso del pie a la cara anterior de la pierna. Amplitud de movimiento de 0 a 20º.
  • Flexión plantar: movimiento que aleja el dorso del pie de la cara anterior de la pierna. El pie tiende a situarse en la prolongación de la pierna. Amplitud de movimiento de 0 a 45º.
  • Aduccion: movimiento en el que se lleva la punta del pie hacia dentro, con respecto al plano de simetría del cuerpo. Se realiza en un eje vertical y en un plano horizontal.
  • Abducción: movimiento en el que se lleva hacia afuera el extremo distal del pie, realizándose en el plano horizontal.
  • Supinación: en él dirigimos la planta del pie hacia adentro. Desarrollado en un plano frontal y alrededor del eje longitudinal. Participa la articulación subastragalina y en último lugar las articulaciones del tarso. La supinación es la combinación de: flexión plantar, aducción e inversión.
  • Pronación: opuesto al anterior, por lo que la planta del pie “mira” hacia afuera. Movimiento frontal y con predominio de la articulación subastragalina. La pronación es la combinación de: flexión dorsal, abducción y eversión.
  • Inversión: elevación del borde medial del pie. Movimiento tridimensional en el que la punta del pie se va hacia dentro, la planta mira hacia adentro y el pie se inclina hacia abajo en flexión plantar. Se desarrolla alrededor del eje de Henke. Predominio de las articulaciones tibiotarsiana, subastragalina y articulación de Chopart. Amplitud de movimiento de 0 a 35º.
  • Eversión: elevación del borde lateral del pie. Movimiento que lleva la punta del pie hacia afuera, la planta “mira” al exterior y la cara dorsal del pie se eleva. Amplitud de movimiento de 0 a 25º.



El esqueleto de los dos pies tiene un total de 52 huesos.

Nº.
Huesos del pie
Parte
Calcáneo es el hueso del tarso que se articula por arriba con el astrágalo y por delante con el cuboides. La tuberosidad de su cara inferior se apoya sobre el suelo.
Tarso
Astrágalo, Hueso del tarso que se articula con la tibia y el peroné para formar la articulación del tobillo. Es el único hueso del tarso que tiene contacto con los huesos de la pierna. Se articula también con el calcáneo y el escafoides.
Tarso
Cuboides Hueso situado en la parte externa del medio pié, articulado con el calcáneo, escafoides, con tercera cuña y metatarsianos.
Tarso
Escafoides, hueso interno del tarso, situado entre el astrágalo y las cuñas, que es el más externo y grande de la primera fila del tarso.
Tarso
Cuneiforme externo, llamados así por su forma de cuña; Este hueso forman, junto con el cuboides, la fila distal de los tarsianos y se articulan con el escafoides, el cuboides y los metatarsianos.
Tarso
Cuneiforme intermedio, llamado así por su forma de cuña; Este hueso forman, junto con el cuboides, la fila distal de los tarsianos y se articulan con el escafoides, el cuboides y los metatarsianos.
Tarso
Cuneiforme interno, llamados así por su forma de cuña; Este hueso forma, junto con el cuboides, la fila distal de los tarsianos y se articulan con el escafoides, el cuboides y los metatarsianos.
Tarso
Metatarsiano quinto, parte del esqueleto del pie entre el tarso y los dedos cuyo esqueleto está constituido por cinco huesos largos que se extienden desde el tarso hasta las falanges (huesos de los dedos del pie). Los metatarsianos se enumeran comenzando por el dedo gordo. El metatarsiano quinto articula con la primera falange o falange proximal del 5º dedo.
Metatarso
Primera falange o falange proximal que articula con el metatarsiano quinto y la falange segunda o falange media del dedo quinto.
Dedos
Primera falange o falange proximal que articula con el metatarsiano cuarto y la falange segunda o media del dedo cuarto.
Dedos
Primera falange o falange proximal que articula con el metatarsiano tercero y la falange segunda o media del dedo tercero.
Dedos
Primera falange o falange proximal que articula con el metatarsiano segundo y la falange segunda o media del dedo segundo.
Dedos
Primera falange o falange proximal que articula con el metatarsiano primero y la falange segunda o media del dedo primero (gordo).
Dedos
Segunda falange o falange media que articula con la tercera falange o falange distal del dedo quinto.
Dedos
Tercera falange o falange distal que articula con la segunda falange o falange media del dedo quinto.
Dedos
Metatarsiano Cuarto, parte del pie entre el tarso y los dedos cuyo esqueleto está constituido por cinco huesos largos que se extienden desde el tarso hasta las falanges (huesos de los dedos del pie). Los metatarsianos se enumeran comenzando por el dedo gordo. El metatarsiano cuarto articula con la primera falange o falange proximal del 4º dedo.
Metatarso
Segunda falange o falange media que articula con la tercera falange o falange distal del dedo cuarto.
Dedos
Tercera falange o falange distal que articula con la segunda falange o falange media del dedo cuarto.
Dedos
Metatarsiano Tercero, parte del esqueleto del pie entre el tarso y los dedos cuyo esqueleto está constituido por cinco huesos largos que se extienden desde el tarso hasta las falanges (huesos de los dedos del pie). Los metatarsianos se enumeran comenzando por el dedo gordo. El metatarsiano tercero articula con la primera falange o falange proximal del 3º dedo.
Metatarso
Segunda falange o falange media que articula con la tercera falange o falange distal del dedo tercero.
Dedos
Tercera falange o falange distal que articula con la segunda falange o falange media del dedo tercero.
Dedos
Metatarsiano Segundo, parte del esqueleto del pie entre el tarso y los dedos cuyo esqueleto está constituido por cinco huesos largos que se extienden desde el tarso hasta las falanges (huesos de los dedos del pie). Los metatarsianos se enumeran comenzando por el dedo gordo. El metatarsiano segundo articula con la primera falange o falange proximal del 2º dedo.
Metatarso
Segunda falange o falange media que articula con la tercera falange o falange distal del dedo segundo.
Dedos
Tercera falange o falange distal que articula con la segunda falange o falange media del dedo segundo.
Dedos
Metatarsiano Primero parte del esqueleto del pie entre el tarso y los dedos cuyo esqueleto está constituido por cinco huesos largos que se extienden desde el tarso hasta las falanges (huesos de los dedos del pie). Los metatarsianos se enumeran comenzando por el dedo gordo. El metatarsiano primero articula con la primera falange o falange proximal del 1º dedo.
Metatarso
Segunda falange o falange media que articula con la tercera falange o falange distal del dedo primero.
Dedos
Pequeño, o dedo quinto tiene tres falanges.
Dedo
Menor, o dedo cuarto tiene tres falanges.
Dedo
Menor, o dedo tercero tiene tres falanges.
Dedo
Menor, o dedo segundo tiene tres falanges.
Dedo
Gordo, o dedo primero tiene dos falanges.
Dedo
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada