jueves, 12 de abril de 2012

¿CUÁNTOS HUESOS TIENE LA MANO?
Los huesos, así como la piel y los músculos, también son órganos de nuestro cuerpo. Estos cumplen varias funciones como la protección y están presentes en todo nuestro ser.
Cuando nacemos tenemos aproximadamente 300 huesos. Luego con el correr de los años muchos de ellos se van fundiendo entre sí (por ejemplo los del cráneo), y cuando llegamos a la adultez nuestro cuerpo cuenta con 206 huesos.
Nuestras manos están formadas por muchos huesos de pequeño tamaño, lo cual permite su gran flexibilidad y destreza. En total por cada mano tenemos 27 huesos, y estos se dividen en tres áreas: la muñeca o carpo, la palma y las falanges.


Anatomía de la mano

Cada mano posee 27 huesos, 8 en el carpo, 5 metacarpianos y un total de 14 falanges. En conjunto forman un canal de concavidad anterior por el que se deslizan los tendones de los músculos flexores de los dedos.
Los 8 huesos del carpo se organizan en dos filas o hileras, una superior y otra inferior .De radial a cubital la fila superior compuesta de los huesos escafoides (escafoideum), semilunar (lunatum), piramidal (triquetum) y pisiforme. La fila inferior la forman el trapecio (trapecium), trapezoide (trapezoideum), hueso grande (capitatum) y hueso ganchoso (amatum).
A excepción del hueso piramidal, pisiforme, y del ganchoso, la mayor parte de los huesos del carpo presentan forma cuboides y constan de seis caras. Las caras anteriores y posteriores son rugosas y corresponde a las caras palmar y dorsal de la mano. Las caras superior, inferior y lateral o medial son articulares, excepto las caras laterales de los huesos que están en los extremos de ambas filas del carpo.


Fila superior

Hueso escafoides: Es el más lateral, alargado de la superior e inferior y de medial a lateral. Se describen en él:
Cara anterior: rugosa y prolongada por una saliente denominada tubérculo del hueso escafoides, donde se inserta el ligamento colateral radial del carpo.
Cara posterior: es estrecha y reducida en un surco rugoso.
Cara superior: convexa, articular y relacionada con el radio.
Cara inferior: convexa y articular para los huesos trapecio y trapezoide.
Cara medial: posee dos superficies articulares: una superior, pequeña y otra inferior más extensa.
Cara lateral: rugosa y excavada por un surco.
Hueso semilunar: situado entre el escafoides y el piramidal.
Cara anterior: convexa y rugosa.
Cara posterior: casi plana y rugosa.
Cara superior: convexa y se articula con el radio.
Cara inferior: es cóncava y se une al hueso grande lateralmente y medialmente con el hueso ganchoso por medio de una superficie estrecha.
Cara medial: articula con el hueso piramidal.
Cara lateral: articula con el hueso escafoides.
Hueso piramidal: presenta una forma de una pirámide cuadrangular.
Cara anterior: tiene una superficie articular algo convexa destinada al hueso pisiforme.
Cara posterior: presenta una saliente rugosa transversal, la cresta del hueso piramidal donde se inserta un fascículo del ligamento colateral cubital del carpo.
Cara superior: convexa articulada con el disco articular.
Cara inferior: cóncava, en conexión al hueso ganchoso.
Vértice medial: este vértice es rugoso.
Cara lateral (base): articulada con el hueso semilunar.
Hueso pisiforme: hueso irregularmente redondeado.
Cara anterior: la superficie de inserción del músculo flexor cubital del carpo en su parte superior y del músculo abductor del meñique en su parte inferior.
Cara posterior: ligeramente cóncava, en conexión con la cara anterior del hueso piramidal.
Cara lateral: presenta un surco poco profundo en relación con la arteria cubital del carpo.

video

Fila inferior

Hueso trapecio: el más lateral de la segunda fila.
Cara anterior: presenta un surco, limitado lateralmente por una cresta saliente, denominada tubérculo del hueso trapecio.
Cara posterior: rugosa, presenta en sus extremos lateral y medial un tubérculo destinado a la inserción de ligamentos.
Cara superior: cóncava en relación con el hueso escafoides.
Cara inferior: convexa de anterior a posterior. Articula con el primer hueso metacarpiano.
Cara medial: se halla en relación, mediante dos superficies articulares distintas, con el hueso trapezoide superiormente y el hueso metacarpiano inferiormente en el segundo.
Cara lateral: es rugosa.
Hueso trapezoide: situado entre el hueso trapecio y el hueso grande.
Cara anterior y posterior: rugosa.
Cara superior: es cóncava y se articula con el hueso escafoides.
Cara inferior: se une al segundo hueso metacarpiano.
Cara medial: es cóncava y se articula con el hueso grande.
Cara lateral: es convexa superior a inferior y cóncava de anterior a posterior.
Hueso grande: es el más voluminoso de los huesos del carpo. Se describen en él una parte superior redondeada cabeza, un cuerpo y una zona intermedia denominada cuello.
Cara anterior: es rugosa
Cara posterior: se prolonga inferiormente por medio de una saliente: la apófisis de hueso grande.
Cara superior: convexo y se articula con los huesos escafoides y semilunar.
Cara inferior: superficie articular en la cual se distinguen tres carillas yuxtapuestas para el 2,3 y 4 hueso metacarpiano.
Cara medial: presenta una superficie articular destinada al hueso ganchoso.
Cara lateral: se une superiormente al hueso escafoides e inferiormente al hueso trapezoide.
Hueso ganchoso: presenta la forma de un prisma triangular .Consta de cinco caras: dos bases no articulares, una anterior y otra posterior, y tres caras articulares.
Cara anterior: presenta una saliente en forma de gancho.
Cara posterior: rugosa.
Cara inferio : es articulada y está dividida en dos carillas: una lateral y cóncava para el cuarto metacarpiano , y otra medial , cóncava de anterior a posterior y convexa de lateral a medial , para el quinto metacarpiano.
Cara súperomedial: convexo superiormente y cóncavo inferiormente, es rugosa a lo largo de su borde inferior.
Cara lateral': se articula con el hueso grande.

BIBLIOGRAFÍA:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada